¿Qué es el RST?

El Régimen Simplificado de Tributación (RST) es un régimen que existe para facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de algunos contribuyentes, y aplica tanto para personas físicas como para personas jurídicas.

Ventajas del RST
  • No tienen que reportar mensualmente compras y ventas a la DGII (Formatos de envío 606, 607, entre otros).
  • No pagan anticipos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), ni pagan el Impuesto a los Activos, siempre que los mismos estén relacionados con su actividad económica.
  • Disponen de acuerdo de pago automático para el pago de sus impuestos, con formularios de declaración anual simplificados para ITBIS e ISR.
¿Cómo aplicar? Principales requisitos
  • Tener actualizados, a la fecha de presentación de la solicitud, sus datos en el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC). Si es una persona jurídica deben estar actualizados las informaciones sobre el monto de capital, generales de los accionistas y beneficiario final, actividad económica y tipo societario, así como cualquier otro dato tendente a alterar el cumplimiento tributario.
  • Estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, al momento de la solicitud.
  • Si opta por la modalidad de compras, los ingresos brutos anuales no pueden superar los RD$ 8,700,000.00, para cada ejercicio fiscal.
  • Si opta por la modalidad de compras, dedicarse a la comercialización de bienes y que el valor de las compras e importaciones totales no superen RD$40 millones, para cada ejercicio fiscal.
  • Que no sea beneficiada por leyes de incentivo fiscal, si es Persona jurídica.
  • No tener como socio o accionista a otra Persona Jurídica.
  • No tener registrado inmuebles que no pertenezcan a su actividad comercial, si es Persona jurídica.
  • Que la actividad económica registrada en el RNC o llevada a cabo en los hechos, no corresponda a una de las siguientes: Venta y construcción bienes raíces y capitales inmobiliarios; fabricación de cigarrillos, combustible y bebidas alcohólicas; telecomunicaciones, seguros, financieros, pensiones y mercado de valores; fideicomisos o patrimonios autónomos.
¿Cómo evitar que te saquen del régimen?

A pesar de todos los beneficios y ventajas que brinda este régimen, existen condiciones que de no ser cumplidas el contribuyente queda automáticamente fuera de dicho régimen y notificado de manera inmediata para seguir tributando bajo el régimen ordinario.

Los motivos de exclusión del RST son los siguientes:

  • Cuando obstaculice la fiscalización, caracterizado por injustificadas negativas a suministrar documentos que se le requieran, así como, al no proporcionar información que justifique los ingresos y que impida el cumplimiento de la ley.
  • No cumplir con las obligaciones establecidas en el reglamento.
  • Impedir acceso de la autoridad tributaria al establecimiento, domicilio fiscal o cualquier otro lugar donde desarrolla sus actividades.
  • Cuando se identifique que las actividades comerciales se desarrollen a través de terceros.
  • Cuando se identifique que la sociedad o persona física posee o comercializa bienes objeto de contrabando o que resulten de cualquier conducta contraria a la ley.
  • Cuando el contribuyente exceda en un %5 el límite de los ingresos o compras permitidos para acogerse al RST.
  • En el caso del RST por compras, se podrán excluir a aquellos que, aunque no superen las compras permitidas, las ventas identificadas sean superiores a un 10% de las ventas estimadas.

Fuente: Dirección General de Impuestos Internos (DGII)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.